02 mayo 2014

Pero desearía que hicieras o dijeras algo para cambiar de idea y me quedara. Aunque de todas formas no hablamos demasiado.



"hablando de hierba


una vez pensé que el anuncio de heineken

decía


'piensa en verte'

y me bebí cuarenta"


Juana la coja

Y cuando le conocí, pensé que tus fantasmas no volverían, me abrí y ofrecí los restos que quedaban, lo poco que habías dejado. Es increíble el tiempo que podemos mantener una esperanza, la idea de que volverás. Supongo que escribo menos, porque todo es sobre ti, ojalá pudieras leerlo, saber que sigo aquí, esperándote, a pesar de todo. 
Quisiera decirte, que él me ha hecho muy feliz, pero no como tú, que no paro de pensar en ti y que empiezo a creer que eso de que el tiempo cura las heridas es una mentira que nos cuentan de pequeñas.



Me prometí tantas veces dejar los vicios, dejarte a ti atrás. Siempre me acuerdo de Escandar, como no, su melancolía me recuerda a la mía y sus textos, a ti. Hay una frase que dice "escribo desde el dolor aquel en que solíamos gritar que todo acaba mal, porque si no, no acabaría", y como le entiendo. Prometo enviarte algún día una carta de despedida, de aquella despedida que no tuvimos, tal vez así pueda estar tranquila.

Sigo echándote muchísimo de menos.

4 comentarios:

  1. Elena una vez más, me encanta como escribes! Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me pasa lo mismo con Escandar, y me encanta ese texto y esa canción. Por mucho que el tiempo cure las heridas hay personas que nos marcan para siempre, he ahí la nostalgia.

    ResponderEliminar
  3. Te extraño horrores, estos dos años sin ti han sido la desgracia para mis noches de desvelo :c

    ResponderEliminar

Porque sobre lo ideal, ya se ha escrito demasiado. :)